Unas palabras del presidente

« Ante todo, CTRS es una bonita historia médica, farmacéutica, industrial y humana.

Desde que esta aventura arrancó, allá por 2002, nuestro deseo ha sido trabajar en colaboración con instituciones académicas. La investigación es especialmente rica en productos innovadores y de muy alta calidad. No obstante, en demasiadas ocasiones se detiene a las puertas de la investigación clínica, dejando a miles de pacientes sin esperanza de curarse. En CTRS, nuestro anhelo es servir de enlace entre dichos descubrimientos y los pacientes. Al estar especialmente implicados en el ámbito de las enfermedades raras, somos la prueba de que hay que ir más allá de los esquemas establecidos: es posible desarrollar nuevos tratamientos aun cuando el número de pacientes sea extremadamente escaso.

A lo largo de más de quince años, hemos establecido diversas asociaciones con la Assistance Publique des Hôpitaux de Paris, el hospital Saint-Joseph y la Fundación Imagine. En los próximos años, esperamos que se materialice la firma de distintas colaboraciones con equipos académicos franceses y europeos, así como con otras estructuras industriales. De esta forma, podremos seguir poniendo a disposición de los pacientes nuevos productos sanitarios, sobre todo cuando su enfoque terapéutico resulte insuficiente o, incluso, inexistente.

Quisiera dar las gracias a todos aquellos que han creído en nuestros desafíos y han confiado en nosotros durante los últimos años, tanto médicos, como investigadores, asociaciones de pacientes, socios y, por supuesto, a todo el equipo de CTRS. »